El Congreso Universitario de Innovación Educativa de las Enseñanzas Técnicas analizó el futuro de las ingenierías

0 428

La Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén, de la Universidad de Castilla-La Mancha, fue la sede elegida este año para celebrar la vigésimo segunda edición del Congreso Universitario de Innovación Educativa de las Enseñanzas Técnicas (CUIEET 2014), en el que el presidente del Cogiti, José Antonio Galdón, participó en la mesa redonda titulada El futuro de las ingenierías.

El congreso comenzó el 17 de septiembre, con el acto oficial de inauguración a cargo del vicerrector de Economía y Planificación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Manuel Villasalero, y finalizó el viernes 19 de septiembre. A lo largo de esos tres días, directores de escuelas de ingeniería técnica industrial de 35 universidades españolas y cuatro extranjeras han podido reflexionar y poner en común sus propuestas para adecuar los planes de estudio de las enseñanzas técnicas y mejorar así su contribución al desarrollo económico, profesional y social.

El congreso contó también con la participación del director de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén (EIMIA), Francisco Mata; el director general de Universidades del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Manuel Velasco; el presidente de la Conferencia de Directores de Escuelas de Ingeniería Técnica Industrial, José López, y el alcalde de Almadén, Carlos Rivas.

Potenciar la investigación educativa

Durante la inauguración, el director de la EIMIA destacó el esfuerzo que a lo largo de todo el curso pasado realizó el centro para que este encuentro fuera una realidad. Subrayó la importancia del mismo, ya que permitiría “compartir experiencias docentes y potenciar la investigación educativa a fin de que la misma pueda implementarse”. Por su parte, el vicerrector de Economía y Planificación valoró que pese a que la innovación educativa es una cuestión relativamente novedosa, ya que no empezó a abordarse hasta la adaptación de los estudios universitarios al Espacio Europeo de Educación Superior, la Conferencia de Directores de Escuelas de Ingeniería Técnica Industrial supo adelantarse en el tiempo, y desde hace 22 años lleva interesándose por la innovación educativa en sus sucesivos congresos anuales.

Tras la apertura de este foro, la primera de las conferencias corrió a cargo del director de la Cátedra Unesco, Francisco Michavila Pitarch, quien disertó sobre la relación entre Universidad, jóvenes, innovación educativa y empleo.

La jornada del 19 de septiembre acogió una mesa redonda con el título El futuro de las ingenierías, que contó con las intervenciones de José Antonio Galdón, presidente del Cogiti; José Manuel Chicharro, vicerrector de Docencia de la Universidad de Castilla-La Mancha; Enrique Collell, vocal asesor de la Dirección General de Política Universitaria del Ministerio de Educación; José López, presidente de la Conferencia de Directores de Escuelas de Ingeniería Técnica Industrial; David Rivas, presidente de la Asociación Estatal de Representantes de Alumnos de Ingenierías de Ámbito Industrial (AERRAAITI), y Demetrio Fuentes, subdirector de Relaciones Internacionales de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén, que, además, hizo de moderador de la mesa.

Uno de los principales temas que se abordaron en la mesa redonda es el proyecto de Real Decreto por el que se modifica el RD 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales y el Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado. El Ministerio prepara un real decreto que incluye la posibilidad de que las universidades puedan optar de forma voluntaria a la implantación de grados de tres años (180 créditos), y argumenta que así lo han hecho la mayoría de los países del Espacio Europeo de Educación Superior, lo que ahora dificulta la “internacionalización” de los estudiantes españoles. A la espera de las consideraciones que puedan presentar los rectores y las comunidades autónomas, el Ministerio prevé aprobarlo y permitir su implantación a partir de septiembre de 2015. Ahora, las carreras tienen una duración de cuatro años más otro de máster, y con esta modificación, se podrán cursar grados de tres años más dos de máster.

Cuando el Gobierno de España adoptó el Espacio Europeo de Educación Superior, conocido como Plan Bolonia, se optó por que las universidades diseñaran sus títulos con la fórmula del 4+1. Esto es, cuatro años de grado (240 créditos) más un quinto para el Máster (60 créditos, opcional en algunos grados pero obligatorio en otros para ejercer la profesión). Los ponentes coincidieron en que esta medida va a significar una confusión aún mayor, y que en absoluto va a ayudar a fomentar la empleabilidad de los jóvenes universitarios, ya que generará más asimetrías entre los titulados y de estos con los del resto del mundo, lo que dificultará la pretendida “movilidad de nuestros profesionales”.

Reunión del Foro Profesional de la Ingeniería Técnica Industrial

Por otra parte, durante la tarde del jueves 18 de septiembre de 2014, y aprovechando el marco del XXII Congreso Universitario de Innovación Educativa en Enseñanzas Técnicas (CUIEET), organizado por la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén, se celebró una nueva reunión del Foro Profesional de la Ingeniería Técnica Industrial.

Más información en www.cogiti.es

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.