Ecopolígono CCGreen: Cáceres acogerá el primer Campus Data Center neutro en carbono

0 714

Implementar la transición energética, la descarbonización de la economía y el desarrollo de las tecnologías digitales es el objetivo de los ecopolígonos industriales. En nuestro país, la ciudad de Cáceres será pionera en esta materia y se situará a la vanguardia en el desarrollo industrial sostenible con la iniciativa CCGreen. Este polígono empresarial albergará centros de datos y empresas tecnológicas (TIC), y contará con el primer Campus Data Center neutro en carbono de la Unión Europea.

Cáceres es conocida como la “ciudad verde”, por su gran cantidad de parques y zonas arboladas, y próximamente también por un desarrollo empresarial marcado por las energías renovables. Se trata del ecopolígono CCGreen y el Centro Ibérico de Investigación y Almacenamiento Energético.

La novedad más destacada es que este ecopolígono será “neutro en carbono”. CCGREEN es una iniciativa centrada en el desarrollo industrial sostenible, amplia, transversal y ambiciosa, que se va haciendo realidad en varias etapas, la primera de las cuales consiste en la implementación de un campus digital tecnológico que atraerá al primer complejo de centro de datos neutro en carbono de Europa.

El promotor del proyecto, a través de la sociedad CCGreen, es la empresa Ingenostrum, que acomete proyectos de distinta índole vinculados a la transición ecológica desde la perspectiva del desarrollo responsable y la sostenibilidad ambiental.

Santiago Rodríguez, CEO de Ingenostrum, explica a Técnica Industrial que promueven proyectos de generación eléctrica a partir de fuentes renovables no convencionales. “Estructuramos y desarrollamos proyectos industriales que tienen asociados una reducida huella de carbono, en los que la componente de circularidad económica siempre está muy presente. Todas las iniciativas que promovemos y los proyectos en cuyo desarrollo nos embarcamos están alineados con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), abordando problemas reales y acuciantes como el estrés hídrico, la necesidad de un crecimiento tecnológico sostenible que llegue a todos los rincones, y la reducción de los impactos nocivos para el medio del consumo de combustibles fósiles”.

El proyecto CCGreen prevé una inversión aproximada de 1.300 millones de euros a lo largo de varias fases, que se desarrollarán desde 2023 hasta 2030. Del total de dicha inversión, 100 millones se dedicarán a la urbanización y las conexiones, hasta 400 millones a los proyectos de generación renovable y almacenamiento, y otros 800 millones de euros a la construcción de un campus data center ecosostenible, un novedoso centro de datos que estaría conectado con la conexión marítima de fibra óptica que une Europa con América, a través de Bilbao y Sines (Portugal). Esta situación estratégica convertirá a Extremadura en un nodo de conexiones para las grandes infraestructuras de transmisión de datos por internet.

Santiago Rodríguez, CEO de Ingenostrum

El proyecto contempla, por tanto, la construcción del Campus Data Center CCGreen, un centro de datos de 70 MW IT, que para conseguir la neutralidad en carbono recurrirá a diferentes soluciones, como la construcción de un lago artificial y dos plantas fotovoltaicas, una para autoconsumo del centro de datos y otra de mayor capacidad que podría suministrar energía renovable adicional. Los dos primeros edificios de data center tienen previsto empezar su construcción en octubre de 2023, y empleará hasta 1.200 personas de mano de obra.

En total, CCGreen contempla la creación de hasta 2.500 puestos de trabajo en la comunidad autónoma de Extremadura para las actividades industriales, energéticas y tecnológicas que están previstas. El desarrollo del proyecto, llevado a cabo por Ingenostrum en colaboración con la Universidad de Extremadura, contempla también la construcción de un espacio industrial dedicado a tecnologías del Centro Ibérico de Investigación en Almacenamiento Energético y áreas de desarrollo, y un sistema de district heating, que utilizará parte del calor sobrante de los data centers para la climatización de edificios de oficinas, para empresas del sector tecnológico, con capacidad para 1.400 personas.

La iniciativa impulsará la revitalización de la industria extremeña, y en particular la de la provincia de Cáceres, al tiempo que aspira a cambiar el modelo productivo de la región. “La elección del territorio no es casual y responde a criterios objetivos como el ingente recurso renovable presente en la comunidad, la conexión con los principales enlaces de fibra óptica intercontinentales, la abundancia de suelo, la cualificación del personal (que será requerido en abundancia) o el apoyo de las administraciones a este tipo de iniciativas, siempre tan apreciado y, en este caso, necesario…”, explica el CEO de Ingenostrum.

Innovaciones tecnológicas del proyecto
El nuevo Campus Data Center CC Green incluirá siete grandes edificios data centers con 70 MW IT, en lo que es “un gran hito para la economía digital de todo el sur de Europa”. “Hay varios aspectos que hacen de este proyecto un ejemplar único y singular, entre los que destaca el sistema de refrigeración necesario para retirar la ingente cantidad de calor producido por las máquinas alojadas en los edificios, elemento responsable de la mayor parte de consumo energético no asociado a la operación principal del centro de datos”, señala Rodríguez.

El sistema de refrigeración utilizará para su funcionamiento agua procedente de los efluentes (agua de desecho) de las depuradoras de la ciudad, dándole a estos un aprovechamiento que actualmente no tienen. Además, se construirá una balsa o lago artificial observando siempre las mejores técnicas disponibles (MTD), que hará las veces de reservorio para la acumulación de agua para apoyar al sistema de enfriamiento mecánico y fuente de refrigeración renovable (lo que se conoce como free cooling).

“Asimismo, esta gran cantidad de calor generada en el interior del recinto, que en los centros de datos convencionales se disipan al medio, será reaprovechado mediante intercambiadores de calor de última tecnología para proveer de calefacción a futuras industrias próximas y a edificios de oficinas planeados en la zona”, indica.

Además, el propio edificio está siendo proyectado y será construido siguiendo las pautas y recomendaciones del estándar más exigente del método internacional BREEAM, de edificación sostenible, estándar bajo el cual será certificado el complejo, y que acredita la sostenibilidad de la instalación en relación con las categorías abarcadas por el código que son, entre otras, energía, agua, materiales, uso ecológico del suelo o residuos.

CC Green estará dotado de una infraestructura “a la vanguardia de la tecnología”, así como de un parque fotovoltaico de 520 MW (de los cuales 120 MW serán para autoconsumo), que según las previsiones, permitirá un precio final de la energía altamente competitivo.

Sistema “free cooling”
El centro de datos conseguirá ahorrar hasta un 35% de energía gracias a un sistema de free cooling, que utilizará el agua de un lago artificial, construido ´adhoc´ para el proyecto, para refrigerar el centro de datos. Con una “imbatible eficiencia energética”, el campus contará con un sistema de enfriamiento y almacenamiento por lago artificial con aguas recuperadas, así como grupos electrógenos alimentados por hidrógeno verde, además de un sistema para recuperación de calor, entre algunas otras tecnologías disruptivas y altamente sostenibles.

“El sistema de free cooling, enfriamiento gratuito en inglés, es el paradigma de refrigeración más eficiente que existe y se apoya en el aprovechamiento de la temperatura del medio exterior, en este caso agua, para enfriar directamente el centro de datos sin necesidad de hacer uso de los medios de compresión habituales, presentes en una enfriadora mecánica convencional, reduciendo sensiblemente el consumo de energía para este fin”, destaca el CEO de Ingenostrum. Este sistema se desarrollará con la colaboración de la multinacional sueca Alfa Laval, líderes en proceso de transferencia de calor y especialistas en la refrigeración de centros de datos.

Además, el sistema que será implementado en los “data centers” de CCGREEN tiene la particularidad de que el agua usada se almacenará en una balsa próxima a las instalaciones, que será abastecida a partir de los efluentes de las depuradoras de la ciudad, dotando al sistema de un componente de circularidad económica evidente e innovador. Las bombas necesarias para conducir el agua desde la depuradora a la balsa, construido exprofeso para el campus, se alimentarán a partir de energías renovables.

El desarrollo del proyecto, que lleva a cabo Ingenostrum en colaboración con la Universidad de Extremadura, contempla también la construcción de un espacio industrial dedicado a tecnologías del Centro Ibérico de Investigación en Almacenamiento Energético y áreas de desarrollo y el mencionado sistema district heating o red centralizada. Este concepto hace referencia a un sistema de suministro de agua caliente sanitaria y calefacción (y en algunos casos también refrigeración) a distintos edificios a partir de una planta central.

El calor producido en dicha planta se entrega a los usuarios para su consumo mediante una red de tuberías pre aisladas y enterradas. “La singularidad de este sistema reside en la propia fuente de calor, y es que esta energía es generada por el propio funcionamiento del data center, y es aprovechada para ser suministrada a los edificios abastecidos por la red, en lugar de ser evacuada y disipada al medio, como ocurre en los centros de datos convencionales”, explica Rodríguez.

La empresa encargada de suministrar la energía eléctrica renovable al proyecto será la noruega Statkraft que, a su vez, es la mayor compañía productora de energía renovable de Europa. Esta firma pertenece al Gobierno de Noruega y, según los promotores de CC Green, tiene como uno de sus principales objetivos “la creación de valor en las zonas donde construye y opera sus proyectos”.

En cuanto a los plazos que se manejan para el centro de procesamiento de datos, la idea es poner en marcha una primera fase de 70 MW entre 2023 y 2025, una segunda de 40 MW en 2027, y una cuarta de otros 40 MW en 2028. Al mismo tiempo se irían construyendo los edificios de oficinas en función de la demanda de empresas del sector de las tecnologías y las energías verdes que se quieran instalar en ellos, hasta un máximo de siete.

Primer Campus Data Center neutro en carbono de la UE
El impacto que tendrá el primer Campus Data Center neutro en carbono de la Unión Europea será impresionante, para una ciudad como Cáceres y, en general, para Extremadura. El CEO de Ingenostrum destaca la colaboración entre administraciones en el aspecto urbanístico: “El Ayuntamiento de Cáceres, la Junta de Extremadura y el Ministerio de Transición Ecológica han sido fundamentales para que este proyecto pueda ver la luz”

Para Santiago Rodríguez, CEO de Ingenostrum, “Extremadura es uno de los mejores sitios de España y del sur de Europa para hacer proyectos renovables, por lo que decidimos hacer una gran inversión en un centro de datos, porque tenemos energía barata y agua, y además pasan por aquí las grandes redes de fibra óptica. Estamos en plena transición ecológica y en este proyecto no hay nada de energía fósil”.

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que CCGreen es un proyecto que “lo tiene todo” para que Extremadura entre a formar parte del “proceso de recuperación de la soberanía industrial de la Unión Europea”. “Entra de lleno en el nuevo mundo de la conectividad y los datos, y lo hace sumando empresas complementarias entre sí. Este proyecto es pura economía circular en el mejor sentido de la palabra. Probablemente es el proyecto más completo que me han presentado en los últimos años”.

Luis Alaya, alcalde de Cáceres, destaca que “este proyecto es lo más importante que le ha pasado a la ciudad desde su declaración como Patrimonio de la Humanidad. El posicionamiento de marca de Cáceres como ciudad verde no sólo tiene beneficios para la salud, sino también para la inversión”.

El trabajo para desarrollar y poner en marcha el proyecto supondrá también todo un reto para los ingenieros que lo lleven a cabo, como destacados baluartes en la transición energética y en el sector de las energías renovables. Juan Luis Barandiarán Muriel es el Project manager de Ingenostrum, y colegiado en el Colegio de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Cáceres. Su papel será fundamental a la hora de convertir este macro proyecto en una realidad, junto a todo el equipo que forma parte de la empresa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.