Cinco escenarios en los que subir a la nube es una decisión fácil para los fabricantes

0 40
The Top Five Scenarios Why Cloud is an Easy Decision for Manufacturers

RESUMEN

Cualquier directivo que se esté planteando el paso a la nube debe
considerar una serie de situaciones en las que la nube mejorará
sus operaciones. Ejemplo de ello sería la facilidad de integración
tras una fusión o adquisición, o la rápida configuración
de nuevos puntos de venta o expansión a otros países. Las soluciones
cloud ofrecen la mejor ruta para moverse con rapidez y
capitalizar las nuevas oportunidades de manera efectiva.

Recibido: 8 de mayo de 2014

Aceptado: 11 de junio de 2014

Palabras clave

empresas, software, globalización, mercado

ABSTRACT

Any executive on the fence about cloud should consider some
situacions where cloud would help their operations. For instance,
the ease of integration after a merge or acquisition or the
quickly setting up shop and growing in new countries. Cloudbased
solutions offer the best route to move quickly and capitalise
on new opportunities in a cost-effective manner.

Received: May 8, 2014

Accepted: June 11, 2014

Keywords

companies, software, globalization, markets


A pesar de que algunos directivos del sector de fabricación siguen debatiendo sobre si el cloud computing es bueno para sus organizaciones, en algunos casos clarísimos, la nube debe ser siempre una opción para tener en cuenta. Seguir hablando de las manidas controversias alrededor de los costes ya no tiene sentido, ya que no hay que olvidar que, en la industria actual, las soluciones en la nube son extremadamente eficientes, especialmente si pensamos en el tiempo y en el dinero ahorrados al eliminar los centros de datos y el personal de TI encargado de gestionarlos.

Cualquier directivo que esté planteándose el paso a la nube debería tener en cuenta las siguientes situaciones en las que la nube contribuiría a mejorar, y no a dañar, sus operaciones.

La primera de ellas es una integración exitosa tras un proceso de fusión o adquisición.

Es primordial que las dos organizaciones sean capaces de integrarse sin obstáculos,ylas soluciones cloud puedenproporcionar unos cimientos comunes para ambas, eliminando la necesidad de reestructurar diferentesplataformasde hardware y centrosdedatoso tener que formar al personal de TI.

La segunda es una rápida configuración de nuevos puntos de venta o el crecimiento en nuevos países.

Los costes de distribución son muyaltos,ylos fabricantes están siempre bajo la presión de cubrir las crecientes demandas de los clientes. Por ello, la expansión geográfica es muy común con el fin de construir plantas y centros de distribución cercade las áreas de altademanda. Estosignificaque las organizaciones necesitan desplegarsistemas de información losuficientemente rápidos yefectivos en costes paraque las nuevas instalaciones estén online con la mayor brevedad posible. Una solución en la nube suministra a las empresas las herramientas que les permiten disfrutar de esta rapidez, además de un completo soporte aun bajo coste y con un tiempo de implantación muycorto. También reduce drásticamente los riesgos al rebajar los costes fijos asociadosa la construcción de instalacionesque, potencialmente, pueden tener que trasladarse de nuevo más adelante para adaptarse a los movimientos de la demanda.

La tercera es la necesidad de navegar entre la deslocalización y el regreso al mercado local.

El deseo de mover la producción al exterior cambia frecuentemente dependiendo de lo que esté sucediendo en la economía, y no hace demasiado tiempo muchas organizaciones que deseaban mantener su competitividad sufrían la presión para trasladar sus operaciones de fabricacióna China conelobjetivo deahorrar costes. Con el tiempo, el boom en la fabricación china elevó los costes laborales tanto como para justificar una nueva localización más cercana o incluso la vuelta a los territorios originales. Cada movimiento creó una demanda de nuevas e innovadoras formas con las que los fabricantes pudiesen configurar la infraestructura TI para responder mejor a los problemas a los que se enfrentaban. El cloud computing permite a los fabricantes colocar los recursos informáticos allí donde los necesitan y cuando los necesitan, de forma rápida y económica. Las tecnologías cloud también permiten a las empresas emplear soluciones que estén mejor enfocadas a las necesidades de cada ubicación.

La cuarta es ser capaz de convertir en hechos, y con rapidez, los proyectos especiales y las oportunidades únicas

Para muchas organizaciones, una respuesta rápida es claramente una diferencia competitiva. En un mundo en el que las nuevas tecnologías y productos deben desarrollarse rápidamente para cubrir las necesidades de los amantes de lo nuevo (los early adopters), las tecnologías cloud pueden desplegarse a una velocidad quehabría sido impensable hace unos años, pero que hoy resulta vital. Si una compañía puede captar una oportunidad emergente con la tecnología y cubrir la demanda de los consumidores en un período determinado, probablemente obtendrá enormes ganancias frente a los competidores.

Finalmente, la fase de pruebas es otro momento propicio para trabajar en la nube

La fase de pruebas es necesaria cuando se va a desplegar una nueva plataforma tecnológica en una empresa. Con gran facilidad, los costes se pueden ir añadiendo para el hardware, las instalaciones y el soporte, algo que normalmente se descartará una vez que las pruebas se hayan completado. La mayoríade las soluciones de software empresarial pueden implementarse como soluciones en la nube o locales, lo que permite a cualquier organización que planee realizar una implementación propietaria utilizar la nube como entorno de pruebas sin afectar a las operaciones diarias del negocio y, de paso, ahorrar dinero y tiempo. Pero, sobre todo, de lo que estamos hablando es de velocidad. Los fabricantes tienen que estar preparados para adoptar nuevas estrategias y procedimientos para mantenerse competitivos. Y las soluciones cloud ofrecen la mejor ruta para moverse con rapidez y capitalizar las nuevas oportunidades de manera efectiva en costes.

It’s amazing how some executives still debate over whether or not cloud is worth it to their organization in manufacturing – but there are some clear cut cases when cloud should always be considered. Most have shied away from the discussion because of timeworn controversies over cost, but in the industry we operate in now, cloud-based solutions are extremely cost effective, especially when you think of the time and money saved eliminating data centers and IT staff to run them.

Any executive on the fence about cloud should consider the below situation where cloud would help, not hinder, their operations.

The first is successfully integrating after a merger or acquisition.

It’s paramount that the two organisations are able to integration without hiccups, and cloud-based solutions can provide common ground between the two, eliminating the need to restructure different hardware platforms, data centers, and train IT staff.

The second quickly setting up shop and growing in new countries.

Shipping costs are very high, and manufacturers are always pressured to meet consumer’s increasing demand for speed, so geographic expansion is very common to build plants and distribution centers close to areas of high demand. That means that organisations needs to roll out information systems swiftly and economically enough to bring new facilities online quickly. A cloud-based solution delivers companies with tools to offer that kind of rapid, complete support for a lower cost and in a shorter timeframe. It also drastically reduces risk by lowering the fixed costs involved with building locations that could potentially be moved again as customer demand shifts.

The third is navigating offshoring and re-shoring needs.

The desire to move production offshore changes frequently depending on what is happening in the economy, and not too long ago many organisations wanted to stay competitive and were pressured into moving manufacturing operations to China to save on costs. Eventually, the boom in Chinese manufacturing pushed up labour costs enough to justify near-shoring or re-shoring. Each movement created a demand for new and innovative ways manufacturers could configure IT infrastructure to best serve the issues they faced. Cloud computing allows manufacturers to put computing resources where they are needed, when they need them, quickly and economically. Cloud technologies also allow companies to employ solutions that are better focused on the needs of each location.

The fourth is being able to turn special projects and one off opportunities around quickly.

Rapid response is a clear competitive differentiator for many organisations, and in a world where new technologies and products needs to be developed quickly to meet the needs of early adopters, cloud technologies can be rolled out at a speed that would have been inconceivable a few years ago, but is vital today. If a company can capitalise on the ability to seize a rapidly trending opportunity with technology and fulfill consumer demand in a timely period, that company will most likely experience huge gains.

Finally, there is successfully navigating the testing phase.

Testing is a necessary phase when rolling out any new technology platform at a company, costs can easily add up for hardware, facilities, and support, that usually get dismissed once testing is complete. A majority of business software solutions can be implemented as cloud solutions or on-premise, which allows any organisation that plans to do an on-premise implementation to use the cloud as a test environment without disturbing the daily operations of the business and ultimately saving cost and time.

But, at the end of the day, it’s all about speed. Manufacturers have to be prepared and ready to adopt new strategies and procedures in order to remain competitive, and cloud-based solutions offer the best route to move quickly and capitalise on new opportunities in a cost-effective manner.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.