Carlos Esteban Portal

0 16
«Un país pequeño como España necesita los mercados mundiales para sobrevivir»

Como si de un castillo de naipes se tratara, el desplome del sector de la construcción ha arrastrado tras de sí al de la fabricación de materiales eléctricos. Aún es pronto para ver la luz al final del túnel, pero se empieza a vislumbrar. Han sido momentos difíciles en los que ha sido preciso adoptar decisiones rápidas y que han servido para tomar conciencia de la necesidad de abrirse al mundo. El presidente de la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico (AFME), Carlos Esteban Portal, define así la situación económica que vive este sector. En su opinión, el entramado legislativo de nuestro país, diferente en cada una de las 17 comunidades autónomas, y la falta de ayudas a la exportación son dos grandes obstáculos para el crecimiento y la expansión de las empresas integradas en esta asociación que apoya la celebración de Matelec 10 y que está haciendo grandes esfuerzos para atraer compradores internacionales.

A punto de entrar en el último trimestre de este difícil año 2010, ¿se percibe desde la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico una cierta mejoría en el comportamiento de los mercados? ¿Se podría decir que lo peor de esta crisis ha pasado ya o aún es pronto para hablar de recuperación?

En una crisis como la nuestra que no es coyuntural, sino estructural, hablar de recuperación es más un deseo que una realidad. Podemos decir que lo peor ha pasado, después de un descenso acumulado que roza el -50% del mercado eléctrico que teníamos en el año 2007. Ahora toca parar la curva de descenso, pero pienso que en esta situación nos moveremos durante bastante tiempo.

Por subsectores, ¿cuáles han sido las empresas más vulnerables y que han visto una mayor caída de sus ventas por la negativa situación económica que atraviesa nuestro país? ¿Qué estrategias han acometido para salir de ella?

Nuestro sector está muy influido por la construcción, todos aquellos productos dirigidos a la vivienda son los que más han sufrido y siguen sufriendo. Sin embargo, se percibe una ligera recuperación de los productos dirigidos al mundo industrial. Las estrategias que se han llevado a cabo han sido fundamentalmente dos: reducción de costes y gastos generales (reducción de plantillas y gastos variables) y un impulso importante hacia la exportación e internacionalización de las empresas.

¿Se puede sacar algo positivo de estos momentos tan críticos que nos ha tocado vivir?

El ser humano y con él las empresas son como el hierro, que con calor y golpes se forja y se hace mucho más fuerte. Hemos aprendido a ser más rápidos en la toma de decisiones y también nos hemos concienciado de que un país pequeño como el nuestro necesita de los mercados mundiales para sobrevivir.

En épocas de crisis como esta se habla más que nunca de la eficiencia y el ahorro energético. ¿Cree que las empresas que aglutina AFME están sabiendo aprovechar las nuevas oportunidades de negocio que ofrece este campo para revitalizar sus negocios?

Por supuesto, no tiene más que analizar los anuncios en las revistas especializadas y verá hacia dónde están dirigiendo las empresas una parte importante de sus esfuerzos.

«HEMOS APRENDIDO A SER MÁS RÁPIDOS EN LA TOMA DE DECISIONES Y TAMBIÉN NOS HEMOS CONCIENCIADO DE QUE UN PAÍS PEQUEÑO COMO EL NUESTRO NECESITA DE LOS MERCADOS MUNDIALES PARA SOBREVIVIR»

Según se desprende de algunas declaraciones suyas, el entramado legislativo de nuestro país no parece ayudar mucho a mejorar las cosas. Más ayudas para la exportación y una política fiscal adecuada para promover la investigación son algunas de las demandas que se solicitan desde la organización profesional que usted preside. ¿Es así?

Cierto, el Gobierno central y, en el tema legislativo, las comunidades autónomas no ayudan al crecimiento y expansión de nuestras empresas. Parece que nos movamos en 17 diferentes países. La maraña legislativa es enorme. Para los políticos que nos gobiernan, parece que la palabra exportar es una palabra vacía que se utiliza para hacer discursos pero no para trabajar. No digo lo mismo de muchos funcionarios que se desvelan para ayudarnos, pero sin dinero poco podemos hacer. En el campo de la investigación ya estamos viendo los recortes que se hacen en este Ministerio. Personalmente, creo que España más que un país de investigación, que es muy costosa, debemos esforzarnos mucho en nuevos desarrollos e innovación.

¿Qué ha supuesto para AFME la entrada en vigor, el pasado mes de julio, de la Ley de Medidas de Lucha contra la Morosidad, en la que ustedes tanto han trabajado?

No podemos estar descolgados de las naciones industrializadas, que siempre se han distinguido por la seriedad en los pagos. Cuando en nuestro país, la costumbre era 120 días más fecha de factura, los países europeos (Alemania, Dinamarca y Suecia, entre otros,) pagaban a 30 días. La picaresca empezaba por el Gobierno central y, sobre todo, autonómico y local. Creemos que esta nueva ley mejorará nuestra competitividad y ayudará a las pequeñas y medianas empresas en su futuro desarrollo. La lucha contra los pillos no ha hecho más que empezar. Desde la plataforma estamos preparando, con la ley en la mano, la respuesta a todos ellos.

Desde AFME solicitan la aprobación de un marco legal que regule la revisión de las instalaciones eléctricas en las viviendas. ¿Quiere esto decir que se registra una alta siniestralidad debido al envejecimiento o inseguridad de las instalaciones que tenemos en nuestros hogares?

Llevamos más de seis años con esta lucha y una vez más Europa se nos adelanta. Seguiremos insistiendo en la necesidad de una regulación básica para reducir el consumo y aumentar la seguridad de las personas y los bienes. Esperamos poder presentar otra vez en el Congreso la petición de una regulación de las instalaciones antiguas.

El Salón Internacional de Material Eléctrico y Electrónico, Matelec 10, celebrará el próximo mes su decimoquinta edición. ¿Cree que la feria, fiel a su espíritu dinamizador, dará a conocer nuevas tendencias y permitirá entablar relaciones comerciales que representen oportunidades de negocio para las empresas del sector?

Siempre ha sido así y el día que las ferias no sirvan para dinamizar el mercado y presentar los nuevos productos y servicios no tendrán razón de ser. Matelec cumple sobradamente con estos requisitos; por ello desde AFME, la apoyamos y defendemos. Además, es un buen escaparate para la exportación.

¿Podría desvelarnos algunas de las actividades que han programado para presentar durante esta feria?

No tengo noticias de lo que mostrarán las empresas, pero será muy interesante la presentación dinámica que hace la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de España (Fenie), junto con la feria y algunas empresas. Por nuestra parte, estamos haciendo un gran esfuerzo para atraer compradores internacionales.

Más información sobre la AFME

? La Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico (AFME), es una organización profesional, de carácter nacional, que abarca los diferentes subsectores de la industria de material eléctrico. En ella convergen todas las especialidades en que se divide el material eléctrico, tales como materiales, equipos, componentes y accesorios destinados a la realización de instalaciones eléctricas, industriales y domésticas.

? Desde su fundación en 1982, el número de asociados ha crecido de 24 a las más de 140 empresas que actualmente forman la asociación, en las que se encuentran ocupados más de 20.000 trabajadores. Estas empresas representan el 90% de la facturación del sector español de baja y media tensión.

? Los principales objetivos de la asociación son potenciar las prácticas comerciales del sector, tanto nacional como internacionalmente, la gestión medioambiental, el impulso de la calidad y la innovación tecnológica de los productos, así como garantizar la seguridad de éstos mediante la normalización y certificación de los mismos.

? AFME cuenta con sedes en Barcelona (avenida Diagonal, 477) y Madrid (calle del Príncipe de Vergara, 74).

? El pasado 17 de junio de 2010 se aprobó en el Pleno del Congreso la reforma de la Ley de Medidas de Lucha contra la Morosidad. Cabe destacar el papel decisivo que ha tenido en la promulgación de esta ley la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, a la cual pertenece AFME. Entre los cambios de en la Ley, cabe destacar:

1. Desaparición de la cláusula «salvo acuerdo entre partes».

2. El cómputo se realiza desde la entrega de la mercancía o servicio y no de la factura.

3. Prevé mecanismos de verificación y cumplimiento.

4. La reducción de los plazos de pago 60 días se realizará de forma progresiva.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...