Barómetro Industrial 2019: La situación de la industria en España

0 174

El pasado mes de octubre se presentaba oficialmente el informe nacional del Barómetro Industrial del COGITI – Cátedra Internacional COGITI de Ingeniería y Política Industrial (UCAM), correspondiente

a 2019, que este año ha cumplido su tercera edición

En el año 2017, el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) decidió llevar a cabo una destacada iniciativa que tiene como objetivo conocer la percepción del colectivo sobre el sector industrial.

Este año, además, se ha realizado en colaboración con el Consejo General de Economistas de España (CGE), cuyo Servicio de Estudios ha elaborado, a su vez, el informe Una perspectiva económica de la situación de la industria en España, que se incluye en esta edición del Barómetro.

Con el informe del Barómetro Industrial se pretende ofrecer datos relevantes y que sean de interés en la toma de decisiones, tanto para los representantes del ámbito público como para el sector privado. La finalidad es realizar un estudio sociológico completamente independiente, elaborado por la citada institución, en colaboración con los 49 colegios profesionales distribuidos por toda la geografía española. A través de las respuestas ofrecidas por 3.300 ingenieros técnicos industriales y graduados en Ingeniería de la rama industrial, que representan proporcionalmente a la práctica totalidad de los ámbitos productivos, se valora la situación sectorial en nuestro país, a nivel nacional, y se compara al mismo tiempo con la apreciación que estos profesionales tienen del contexto de su región.

También aportan su visión sobre la situación en la que se encuentran las empresas del ámbito industrial, así como de los profesionales que trabajan en ellas (trabajadores autónomos y por cuenta ajena), y las perspectivas que muestran ante la evolución de la economía, en general, y del sector industrial, en particular.

Las respuestas se obtienen a través de la realización de una encuesta por vía telemática, y los resultados del año en curso se comparan con los del año anterior.

Situación de la industria en España

En lo que respecta a la situación de la industria en España, el 56,23% de los ingenieros se posiciona en un nivel intermedio (del resto, el 18,49% la consideran buena o muy buena y el 25,28%, mala o muy mala). Los ingenieros encuestados tienen, por tanto, una percepción ligeramente más positiva que en 2018, en lo que respecta a la opción de buena y muy buena: 18,49%, en 2019, frente a 17,72%, en 2018. Sin embargo, en 2019 ha habido un ligero repunte en la percepción negativa (opción de mala y muy mala): 25,28%, frente a 24,9% de 2018. En cuanto a los que se posicionan en un nivel intermedio, en 2019 es algo inferior al dato de 2018: 56,23% en 2019, y 57,37%, en 2018.

Por otra parte, en cuanto a la opinión de los encuestados con respecto a la situación actual de la industria en sus respectivas regiones, el 23% de los ingenieros piensa que es buena y muy buena; el 38,01% lo valora en un nivel intermedio, y el 38,99% la considera mala y muy mala. Por su parte, los datos de 2018 fueron los siguientes: 20,14% (valoración buena y muy buena), 36,08% (intermedia), y 43,78% (mala y muy mala).

Descontento con las Administraciones

De forma generalizada, y con resultados similares a los de 2018, cabe destacar que existe un cierto descontento con las Administraciones nacional y regional, en lo que respecta a las medidas tomadas para desarrollar y fomentar el sector industrial. En este sentido, en lo que respecta a los incentivos a la industria promovidos por la Administración en su región, la opinión de los ingenieros es considerablemente negativa, en líneas generales. El 55,99% sitúa la actuación de la Administración en el nivel de mala y muy mala, frente al 13,1% que la considera buena y muy buena. Por su parte, el 30,92% se decanta por la opción inter-media. Si lo comparamos con los resultados de 2018, el 58,93% eligió la opción de mala y muy mala; el 12,23% se decantó por la opción de buena y muy buena, y el 28,84% optó por el nivel intermedio.

En el ámbito nacional, los resultados son también negativos: más de la mitad, el 53,92% marcó la opción de mala y muy mala; el 35,56% optó por la inter-media, y tan solo el 10,52% eligió la opción de buena y muy buena. En 2018, los datos fueron bastante similares: 55,31% mala y muy mala; 35,86% intermedia, y 8,83% buena y muy buena.

En el campo económico, un 78% de los encuestados considera que no se están llevando a cabo las actuaciones necesarias para impulsar la economía en su región, y llega al 80% de descontento cuando se traslada esta misma pregunta al ámbito nacional.

Situación laboral

Por otra parte, el Barómetro Industrial 2019 refleja también la valoración que realizan los trabajadores sobre su situación laboral en la empresa donde trabajan.

En líneas generales, el 60,61% de los trabajadores por cuenta ajena describe la situación económica de la empresa don-de trabajan como buena o muy buena, mientras que el 26,83% de ellos lo sitúa en un nivel intermedio, y el 12,56% la consideran mala o muy mala. En el caso de los trabajadores por cuenta propia (empresario o autónomo), la opinión sobre la situación económica de su empresa es más negativa, ya que el 33,04% la considera buena o muy buena, el 54,39% la valora en un nivel intermedio, y el 12,57% opina que es mala o muy mala.

En cuanto a la evolución económica de su empresa en los próximos años, el 51,14% de trabajadores por cuenta propia considera que será buena y muy buena, frente al 10,62% que considera que será mala o muy mala.

A los trabajadores autónomos se le preguntó también acerca de la previsión de contratación de personal en su empresa: para un 41,28% la previsión es mala o muy mala. Por su parte, el 33,04% se posiciona en un nivel intermedio, y el 25,68% considera que la previsión es buena y muy buena.

Además de a los trabajadores que están en activo, en la encuesta se preguntaba también a los desempleados, que constituyen el 8% de los ingenieros encuestados, sobre sus perspectivas de encontrar trabajo a corto plazo. Para el 25,19% de ellos, es bastante probable, mientras que para el 41,11% las probabilidades son malas o muy malas. Por su parte, un 33,71% lo sitúa en un nivel intermedio de probabilidad.

Industria 4.0

En la encuesta del Barómetro Industrial se les preguntaba si habían implantado o tenían previsto implantar actuaciones relacionadas con el nuevo modelo de Industria 4.0 en su empresa. En este aspecto, un 40% de los ingenieros encuestados que son trabajadores por cuenta ajena manifiestan, a través de sus respuestas, que sigue siendo una asignatura pendiente: el 41,38% asegura que no se ha implantado ni está previsto implantar a corto plazo el nuevo modelo de industria; mientas que un 36 % no sabe/ no contesta, y un tan sólo un 22,60% ha dado una respuesta positiva.

Estos porcentajes descienden todavía más en el caso de los trabajadores por cuenta propia, donde el 53,52% de los ingenieros encuestados no ha implantado ni tiene previsto implantar dicho modelo; el 32,61% no sabe/no contesta, y sola-mente un 13,87% manifiesta haberlo hecho o tener previsto hacerlo a corto plazo.

Temas de actualidad

Para finalizar el cuestionario, los ingenieros han aportado su opinión respecto a diferentes temas de actualidad.

Educación:

Una de estas preguntas estaba relacionada con el ámbito de la Educación: para el 82% de los encuestados, el modelo educativo actual no fomenta las vocaciones técnico-científicas ni se adapta a las necesidades del sector.

Por otra parte, se les preguntaba si consideraban que es necesario realizar actuaciones específicas para la incorporación de la mujer en las carreras científico-técnicas, y la respuesta mayoritaria es el sí, con el 57%, mientras que el 43% restante se decanta por la opción negativa.

– Transición energética:

Asimismo, se les preguntaba sobre diversas cuestiones relacionadas con la transición energética en nuestro país. El 93% de ellos considera necesaria una transición hacia el uso de las fuentes renovables frente a los combustibles fósiles, aunque el 67% no cree en una España 100% renovable en un plazo de 30 años. De igual forma, se consideró que era importante preguntarles acerca de si consideran que el autoconsumo es una oportunidad de desarrollo industrial. El 88% de los ingenieros encuestados lo tiene claro y se muestran positivos frente a un 12% que se decanta por el no.

En cuanto a la valoración sobre cómo creen que afectará la desaparición del diésel al futuro de la industria automovilística española, el 34,44% de los ingenieros encuestados marcó como primera opción que será una oportunidad para transformar estas plantas automovilísticas y captar nuevas inversiones; el 28,14% eligió en primer lugar la opción de que supondrá la creación y el reciclaje de ciertos puestos de trabajo; y para el 23,75% se traducirá en la destrucción de puestos de trabajo. La opción referente a que conllevará la desaparición de estas industrias fue la menos marcada como primera opción, tan solo el 13,67%.

Transformación digital y robotización de la industria española:

También se les preguntó acerca de la transformación digital y robotización de la industria española, con el fin de que valoraran en qué medida puede afectar a la desaparición de ciertos puestos de trabajo. El 53,32% de los ingenieros opinaron que es bastante o muy probable que desaparezcan, frente al 12,33% que consideró lo contrario.

Guerra comercial:

A la pregunta de si cree que la actual guerra comercial USA-China afecta a la industria española, el 87% de los ingenieros encuestados ha respondido que sí, frente al 13% que opina que no. Entre los primeros, el 36% considera que afectará en gran medida y el 48% de forma media.

Una perspectiva económica de la situación de la industria

El Barómetro Industrial recoge también el informe elaborado por el Servicio de Estudios del Consejo General de Economistas (CGE), en el que se destaca que, en estos momentos, España es la quinta nación europea en cuanto a volumen de facturación del sector industrial, número de empresas y % sobre el total de unidades monetarias del VAB en el sector. Sin embargo, conviene resaltar que, en este último registro, la distancia en porcentaje con tres de los países que le preceden es de prácticamente el doble, y es aún mayor con el que ocupa el primer lugar, “por lo que el dato nos señala el camino a seguir y un reto a conseguir como país”.

Los datos de dicho informe ponen de relieve que la industria española pierde peso: el total de la industria en el PIB español en el año 2000 era del 18,7% y en el 2018 el 16%”. Estas cifras se confirman y acentúan en el caso de una de las industrias de mayor peso en nuestra estructura como es la manufacturera, ya que esta ha pasado del 16,2% al 12,6% en el mismo periodo señalado, y su VAB bajó del 17,8% en el año 2000 al 14% en 2018. Estos datos sitúan a España aún lejos del objetivo del 20% previsto por el Horizonte 2020.

En relación a los datos recogidos en el informe que ponen en valor la aportación de la industria al buen desempeño de una economía, se ha aportado un dato contundente: la industria aporta un empleo más estable que el resto de sectores, tal y como se desprende del análisis de los datos de empleo al final del segundo trimestre de 2019. Al analizar la jornada laboral, el porcentaje de jornadas completas supone el 95% sobre el total, frente al 85% registrado para el total de empleos de la economía nacional.

El informe también realiza un breve desglose de los datos industriales tanto a nivel global de las comunidades autónomas como sus específicas características a nivel individual. Al analizar la contribución del PIB industrial al total de cada una de las Comunidades Autónomas, se observa que algunas de las mismas presentarían una contribución del total del sector industrial al PIB regional por encima de lo que se produce a nivel nacional (16%). No obstante, viéndolo con mayor detalle, se aprecia que 5 de las 17 Comunidades Autónomas presentan una contribución inferior a la registrada a nivel nacional, destacando –quizás por el peso del sector turístico– Baleares y Canarias que no superan el 7%. Por otra parte, 6 de las 17 Comunidades Autónomas presentan una contribución parecida a la nacional y únicamente 6 superan sensiblemente el porcentaje de contribución recogido por el conjunto de la economía nacional y además se encuentran por encima del umbral del 20% establecido por la Unión Europea como deseado”.

Pueden descargar el informe nacional del III Barómetro Industrial en la página web www.cogiti.es.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...