España, entre los países de la UE, más afectados por los ciberataques dirigidos

0 145
España se ha visto golpeada por los ciberataques dirigidos en el último año. Las organizaciones españolas están sufriendo algunas de las peores pérdidas de datos que se están produciendo en Europa, estando relacionadas en su mayoría con el robo de tarjetas de crédito y datos personales. Sin embargo, en vez de preocuparse por el cibercrimen, lo están más por verse atacadas por prácticas de espionaje por parte de la competencia. Ésta es una de las principales conclusiones que se extrae de la investigación correspondiente a España y que ha sido encargada por Trend Micro a la consultora independiente Quocirca.

Según el estudio,The trouble at your door, en el que participan 600 organizaciones europeas procedentes de Alemania, España, Francia, Italia, Países Nórdicos y Reino Unido, se pone de manifiesto que, independientemente de dónde procedan los ataques, las empresas españolas están entre las menos preparadas para defenderse ante este tipo de incidentes de seguridad que otras compañías europeas. Se pone también de manifiesto que el 10% de las corporaciones españolas se encuentran entre los 25 primeros puestos dentro del ranking Top 40 de los peores ciberataques dirigidos. Por sectores, el de comercio minorista fue el más afectado, seguido por servicios financieros, transporte (clasificación que incluye los servicios de distribución y logística) y servicios públicos.

Según la investigación, sólo el 27% de los negocios nacionales cuenta con un plan de respuesta ante brechas de datos; porcentaje que es, con mucho, el más bajo de todos los mercados que participan en la investigación. El 18% de las corporaciones españolas afirmó haber sufrido serios daños a su reputación por un ataque dirigido en el último año. Por otro lado, de las 600 organizaciones europeas participantes en la investigación, un total de 369 compañías afirman haberse visto afectadas por ciberataques dirigidos durante los últimos 12 meses. Por su parte, 95 corporaciones confirmaron no estar completamente seguras de haber estado expuestas a un ataque dirigido. Por el contrario, las 136 restantes creen que no se han visto afectadas en ningún momento por estas amenazas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.