Annie Marechal

Directora general de la planta Madrid Mill, de la empresa International Paper

0 645

“Una mayor conciencia ambiental ha hecho que aumente la demanda de embalajes reciclables”

Annie Marechal

La industria del papel, que trabaja con una materia prima de origen renovable –la madera– y cuyos productos se reciclan una y otra vez, se reivindica como un referente en la economía circular. El reciclaje es un elemento indispensable dentro de este nuevo paradigma, e implica la utilización de productos fácilmente reciclables, separación en origen, eficientes sistemas de recogida y tratamiento, mercados para las materias primas secundarias, etc. Pero este nuevo modelo va más allá del reciclaje, y abarca el ciclo productivo completo: materias primas renovables, ecodiseño, eficiencia en los procesos de fabricación, recursos locales o nuevos modelos de consumo, entre otros aspectos.

La industria papelera española es la tercera más “recicladora” en volumen de la Unión Europea, superada solo por Alemania y Francia. Además, el sector papelero es líder en producción y utilización de energía renovable procedente de biomasa (un 33% del combustible que utiliza el sector es biomasa y biogás, y el 66% gas natural).

Una mayor conciencia ambiental sobre el uso de envases plásticos y de otros contaminantes para consumo ha hecho que cada vez más empresas apuesten por un packaging o embalaje sostenible a la hora de enviar sus productos.

International Paper es una empresa líder global en la producción de embalajes renovables procedentes de fibra y productos de pasta de celulosa y papel, con operaciones de producción en Norteamérica, América Latina, Europa, Norte de África y Rusia. En nuestro país, la empresa da empleo a unas 1.500 personas. Sus instalaciones constan de una fábrica de papel reciclado para embalajes en Fuenlabrada (Madrid), incluyendo CARPA, empresa de recogida de papel reciclado, así como de nueve plantas de embalaje de cartón ondulado en Barcelona, Bilbao, Gandía, Montblanc, Tavernes, Villalbilla (Madrid), Las Palmas, Tenerife y en Ovar (Portugal).

En Técnica Industrial hemos entrevistado a Annie Marechal, directora general de la planta Madrid Mill (lleva más una década trabajando en International Paper, en diferentes puestos y ciudades europeas) para conocer las principales claves de esta actividad industrial, que va en aumento debido en gran parte al auge del comercio electrónico, y su relación con la economía circular.

El nuevo paquete de medidas impulsado por la Comisión Europea en la denominada Economía Circular 2.0 supone una oportunidad histórica para buscar un nuevo contexto normativo que tenga más en cuenta la problemática de esta industria, ¿Cómo es la situación del sector en la actualidad?
En el sector del embalaje vemos como cada vez más se prioriza la fabricación de productos reutilizables. Las empresas apostamos por fabricar embalajes que se puedan volver a usar sin perder valor, implementando diseños y materiales que permitan el reciclaje para que la mayor parte del producto pueda volver a la economía productiva. Las fábricas de papel son muy eficientes en el uso de agua y energía, y en la gestión de residuos. Además, el sector es líder en producción y utilización de energía renovable procedente de biomasa, es decir, una tercera parte del combustible que se utiliza es biomasa y biogás.

La apuesta del sector por la economía circular ha traído consigo todo tipo de acciones encaminadas a lograr la sostenibilidad y a reducir el impacto medioambiental de la producción de embalajes, un hecho que también ha significado un ahorro para las empresas.

En International Paper la gestión responsable es parte de nuestro ADN y el centro de nuestra actividad. Nuestro compromiso es crear un futuro mejor para las personas, el planeta y nuestra empresa. España y, en concreto el área de Madrid, es un gran ejemplo de cómo damos vida a la economía circular.

¿Se aprecian nuevos nichos de mercado para el papel y cartón recuperado, tanto por sus propias características a la hora de sustituir a otros materiales menos sostenibles, como por la demanda que se vislumbra ya en algunos países que necesitan este material para su ciclo productivo?
Sin duda, en la actualidad hay una mayor conciencia ambiental tanto por parte de las empresas como por parte de la sociedad en general, y esto ha hecho que aumente la demanda de embalajes reciclables con baja emisión de carbono, hechos de materiales renovables, obtenidos de forma sostenible y que muevan la economía circular.

El sector del embalaje de cartón ondulado en la Península Ibérica tiene un tamaño de aproximadamente 6,5 millones de metros cuadrados. Por supuesto, la tendencia es hacia el aumento de la demanda de materiales de embalajes sostenibles que puedan reciclarse fácilmente y que sustituyan a los materiales de plástico de un solo uso. Los consumidores finales están mucho más concienciados con el medio ambiente hoy en día y exigen embalajes responsables. Nosotros desde International Paper respondemos a esta demanda, por ejemplo, con nuestra marca Respir de cestas para frutas y vegetales (de cartón ondulado y cartoncillo), que proceden de recursos renovables y son totalmente reciclables.

Por supuesto, también el comercio electrónico ha crecido sustancialmente en España durante los últimos años, un crecimiento que se ha acelerado por la pandemia y que representa una gran oportunidad para los embalajes de cartón ondulado. International Paper ofrece diversas opciones para el sector del comercio electrónico que son tanto reutilizables como fácilmente reciclables al final de su vida útil.

International Paper y su fábrica de Madrid ha sido galardonada este año en los Premios Comunidad de Madrid, otorgados por el periódico La Razón, en la categoría “Sostenibilidad en Soluciones de Papel y Embalaje” por constituir un ejemplo de economía circular, ¿cuáles son las principales innovaciones que llevan a cabo en este sentido?
Para nosotros es un honor ser reconocidos por La Razón y la Comunidad de Madrid por nuestra apuesta en la sostenibilidad. Nuestra fábrica en Madrid es una de las más vanguardistas e innovadoras del sector, se ajusta a los nuevos cánones de sostenibilidad, renovándose para minimizar la generación de residuos, incluyendo un moderno proceso de cogeneración que produce el 100 % de las necesidades energéticas de la planta, y aprovechando el biogás resultante del tratamiento de los efluentes de aguas residuales. Madrid Mill produce al año más de 400.000 toneladas métricas de papel reciclado para embalaje. Además, fue la primera planta europea en disponer de un circuito cerrado de agua 100% reciclada, es autosuficiente en materia energética y genera un 10% de producción de biogás, resultante del tratamiento de los efluentes de aguas residuales.

¿Qué proyectos va a liderar en la planta de Fuenlabrada con el fin de cumplir con los objetivos estratégicos de International Paper, incluyendo su empresa de recogida de papel reciclado, CARPA, y Peninsular Cogeneración?
Nuestro compromiso es crear un futuro mejor para las personas, el planeta y nuestra empresa. Y, por supuesto, nuestra planta en Madrid constituye una pieza clave para lograr este propósito. Nuestro objetivo es seguir apostando por la sostenibilidad, seguir mejorando nuestra huella medioambiental, al tiempo que ofrecemos a nuestros clientes los mejores productos. En la planta de Madrid Mill, por ejemplo, fabricamos papel reciclado de alta calidad, nuestra gama Prime, que se encuentra entre los mejores papeles reciclados ligeros disponibles para la fabricación de cajas. Nuestro negocio de cajas ofrece una amplia gama de soluciones de embalaje de cartón ondulado, tanto de papel kraft como reciclado, a clientes de los sectores de la industria y la agricultura.

Y es que hay que recordar que nuestra empresa de reciclaje CARPA es uno de los mayores recicladores de papel de la capital. Cada mes recoge 11.000 toneladas de papel y cajas usadas y las entregas a nuestra fábrica Madrid Mill para producir papel reciclado que, posteriormente, nuestras otras plantas convierten en cajas de cartón ondulado. Esas cajas se venden a varias empresas de la zona para embalar y enviar sus mercancías. Tras su uso, las devuelven al sistema de reciclaje. A continuación, el proceso vuelve a empezar con la recogida por parte de Carpa de las cajas usadas. Además, el recorte de papel no utilizado que se produce durante la conversión de las planchas de cartón en cajas, se devuelve también a la fábrica para su reciclaje. Con el lugar de reciclaje cerca del punto de partida, se reducen las emisiones de CO2, y nuestro sistema de clasificación de residuos de alta calidad garantiza una gestión responsable. Desde International Paper seguiremos desarrollando y optimizando este negocio.

¿Cómo ha vivido la evolución en el sector de la fabricación de papel en su más de 30 años de experiencia?
Durante los últimos 30 años, creo que los avances más significativos se han producido en los ámbitos de la seguridad laboral, la sostenibilidad de las personas y el planeta, y la orientación al cliente.

En primer lugar, en el ámbito de la seguridad laboral, los avances tecnológicos han permitido grandes mejoras para eliminar las lesiones relacionadas con el trabajo. Sin embargo, la mayor diferencia está en la mentalidad de muchas empresas del sector. En IP, por ejemplo, la seguridad es un valor fundamental y ningún requisito empresarial es más importante que la seguridad de las personas.

En segundo lugar, hoy en día las exigencias de la sociedad en materia de producción responsable son mucho mayores que hace 30 años, por lo que la mejora continua de los resultados medioambientales, la reducción del consumo de agua y energía, así como la retribución a las comunidades locales, ocupan un lugar destacado en la agenda de las empresas de todas las industrias manufactureras.

En tercer lugar, y por último, como la presión de la competencia ha ido creciendo a lo largo de los años, la satisfacción del cliente, así como la anticipación de las tendencias y necesidades futuras de los clientes, se han convertido en aspectos claves para las empresas de todos los sectores.

¿Encuentra diferencias significativas entre los países donde tiene presencia International Paper, en los que ha desarrollado su carrera profesional?
Sin duda, cada país tiene una cultura y una forma de trabajar diferentes. International Paper siempre ha reconocido y respetado esas diferencias, al tiempo que ha creado una cultura empresarial coherente que se basa en los mismos valores fundamentales de seguridad, ética y gestión responsable en todo el mundo. Siendo la diversidad y la inclusión parte de nuestro compromiso, como empresa, hemos sido capaces de ajustar y alinear los procesos en cada país donde operamos sin comprometer ni la cultura local ni los valores de nuestra compañía.

¿Cuáles son los principales perfiles de los trabajadores que forman parte de la compañía? ¿Qué papel desempeñan los ingenieros?
International Paper tiene en torno a 48.000 empleados y sirve a más de 25.000 clientes en 150 países en América del Norte, Europa, América Latina, Asia y el norte de África.

Contamos con especialistas en todas las áreas necesarias en una empresa de fabricación moderna, desde la tecnología, la producción y el mantenimientohasta las ventas, el marketing, el servicio al cliente y la cadena de suministro, así como las finanzas, la informática, los recursos humanos, las comunicaciones y el área jurídica. En lo que respecta específicamente a los ingenieros, en una empresa tan avanzada como International Paper, los ingenieros desempeñan un papel fundamental, especialmente en áreas como el desarrollo de productos, la producción y la optimización de procesos y la sostenibilidad. Siempre buscamos personas con talento para que se unan a nuestro equipo, y también colaboramos con universidades.

Además, tenemos un firme compromiso con la diversidad y la inclusión, buscando siempre atraer y desarrollar el talento. En concreto, la diversidad de género ocupa un lugar destacado en nuestra agenda y pretendemos alcanzar un 30% de mujeres en nuestra plantilla, con un 50% en puestos asalariados, como parte de nuestros objetivos globales de Visión 2030. Estamos convencidos de que, valorando la integración y las ideas diferentes, se consigue un mejor ambiente de trabajo, en el que se valora y fomenta la diversidad, algo que aumenta el grado de compromiso, colaboración e innovación, lo que, a su vez, genera mejores resultados empresariales.

Por último, nuestra cultura se basa en nuestros valores fundamentales de seguridad, ética y sostenibilidad.

La situación del sector del reciclaje del papel tras las restricciones de China a la importación de residuos, el fin de la condición de residuo para el papel recuperado o las posibilidades del papel y el cartón como alternativa a los envases plásticos son algunas de las cuestiones que están centrando el debate en esta materia, ¿cuáles son los grandes retos a los que se enfrentará el sector en los próximos años?
Para 2030, en el marco del Pacto Verde Europeo y del nuevo plan de acción de economía circular (CEAP), todos los envases del mercado de la UE deberán ser reutilizables o reciclables de forma económicamente viable. Estos objetivos hacen del cartón una opción preferente. El reciclaje de cartón tiene un sistema de recogida y reutilización bien establecido desde hace tiempo. El reciclaje de cartón en Europa ya funciona a unos niveles a escala mundial muy superiores a los de otros flujos de residuos clásicos. El proceso de reciclaje es menos costoso y complejo que el del plástico. Además, al estar fabricado con recursos naturales y renovables, el cartón ondulado es biodegradable, degradándose a un ritmo mucho más rápido que otros materiales. En International Paper, aplicamos el principio de economía circular en la fabricación de embalajes para minimizar la generación de residuos en todo el sistema. El sector debe incorporar plenamente este modelo de producción si queremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los compromisos de emisiones de gases de efecto invernadero del Acuerdo de París

Además, en International Paper, una de nuestras innovadoras áreas de interés es seguir reduciendo el material de embalaje mediante el uso de papeles ligeros siempre que sea posible, y el diseño de cajas y bandejas que permitan evitar el exceso de embalaje y minimizar el uso de materiales. También seguimos invirtiendo en el desarrollo de soluciones de envases de cartón ondulado reutilizables para las aplicaciones en las que es conveniente.

Al mismo tiempo, a medida que la UE avanza en la revisión de su futura política de envases, debemos encontrar el equilibrio adecuado entre los envases de cartón ondulado reciclado, que proporcionan higiene y funcionalidad en determinadas aplicaciones, como el transporte de frutas y verduras frescas y otros productos alimenticios, y las alternativas a plásticos reutilizables.

El 58% de la energía utilizada por las empresas de gran consumo procede de fuentes renovables

El pasado mes de mayo, la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) presentaba en rueda de prensa los resultados del Informe de Sostenibilidad en las Empresas del Gran Consumo y Sectores Afines, que reúne las respuestas de 58 empresas líderes del sector sobre sus estrategias en los tres ejes de la sostenibilidad: medioambiental, social y económico.

Según los datos de la encuesta, el 58,2% de la energía utilizada por las compañías procede de fuentes renovables, y un 68% prevé incrementar su uso en los próximos años. Sobre la gestión de los recursos naturales, el 69,8% de las compañías ha implementado estrategias para reducir su consumo de agua, logrando un descenso de prácticamente el 20%.

En relación a las estrategias de reducción de las emisiones, ocho de cada diez empresas afirma que mide la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) derivada de su actividad, tanto en fase de producción, como en los procesos logísticos y en sus servicios centrales. Además, de estas compañías el 81,4% ha implementado medidas para la reducción de su huella de carbono, y con estas iniciativas han logrado una reducción de más del 25% en sus emisiones de CO2 en los últimos años.

El informe analiza también las políticas de las compañías para la reducción en el uso de materiales. En este sentido, el 87,7% de las empresas afirma que ha activado estrategias para reducir los plásticos de un solo uso en sus envases y embalajes, a través de la reducción del peso de sus envases plásticos, del rediseño o de la reutilización. Gracias a estas medidas, el uso del plástico se ha reducido un 22%. Además, el 30,5% emplea ya plástico reciclado y el 79% tiene planes para aumentar su uso.“Las empresas están avanzando en la reducción del uso de materiales -especialmente plásticos- porque, más allá de la regulación, hay también una demanda por parte del consumidor. En el sector compartimos este objetivo pero necesitamos una legislación armonizada que permita mantener la unidad de mercado, y que no obligue a las empresas a asumir los costes económicos y de todo tipo que supone tener reglamentaciones distintas en cada territorio”, señala el presidente del Comité de Sostenibilidad de AECOC Juan Manuel González Serna.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.